fbpx

Jóvenes con Síndrome de Down atienden cafetería

JÓVENES CON SÍNDROME DE DOWN ATIENDEN CAFETERÍA

 

La primera cafetería inclusiva en Ciudad Juárez denominada «Las Manos de Dios». Atendida por: Dani, Raúl y Pablo de lunes a sábado de 8:00 a.m a 3:00 p.m.

 

Muchos pensamos en las dificultades que las personas con discapacidad enfrentan. Hoy nos gustaría centrar la atención en este caso en especial: Jóvenes con síndrome de down atienden cafetería.

Con la intención de promover la inclusión social y laboral, se abrió una cafetería en Ciudad Juárez que es atendida por tres jóvenes con Síndrome de Down.

La primera cafetería inclusiva se ubica en el primer piso de las instalaciones de la Subsecretaría de Desarrollo Social de la Frontera, en el Parque Central Poniente.

En el menú de la cafetería «Las Manos de Dios» encontrarás huevos al gusto, coctel de frutas, molletes, sándwiches, avena y burritos de diversos guisados. Huevo con nopales, con jamón, a la mexicana, tinga, chicharrón, entre otros.

Las bebidas no pueden faltar: aguas refrescantes de diferentes sabores y licuados, todos hechos por las manos de los padres de los jóvenes. También encontrarás pan dulce recién horneado, elaborado por los Dani, Raúl y Pablo.

La madre de Raúl, Olivia Márquez es la representante del lugar, y mencionó que no cuentan con ningún apoyo por parte del gobierno para dicho proyecto. Ellos mismos recorrieron un gran camino para poder hacer realidad la apertura de la cafetería.

«Tenemos ese pendiente de no dejarlos desprotegidos, ustedes nos ven muy sonrientes porque ellos nos alimentan el alma pero tenemos preocupación de futuro», agregó la señora Olivia.

Esperamos que la vida nos siga sorprendiendo con más negocios atendidos y dirigidos por personas con discapacidad, la inclusión laboral existe y debemos promoverla.

Conoce nuestro programa EMPODERA, donde apoyamos a personas con discapacidad a encontrar un empleo.

 

Lee la nota original AQUÍ.

Tambien te puede interesar: «Abren restaurante dirigido por personas con discapacidad intelectual».

Compartir este contenido

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

También te podría interesar: