fbpx

Primer mujer con síndrome de down que se gradúa en España

“De pequeña iba a un centro inclusivo, en una clase donde sólo dos teníamos discapacidad; mis compañeros siempre fueron encantadores conmigo, pero nunca exigí ningún beneficio por mi discapacidad”

Te presentamos a la primer mujer con síndrome de down que se gradúa en España. Esta mujer no te dejará indiferente. Si tienes algún sueño, algún reto por cumplir, puede ser que después de leer esta historia, no solo te pongas manos a la obra si no que además digas: «Pues igual y no es imposible».

La historia que viene a continuación es una auténtica muestra de superación personal. Esta mujer a tenido que plantar cara a los prejuicios y a las barreras de la sociedad. Blanca hace muy poco se graduaba en terapia ocupacional. Convirtiéndose en la primera mujer en España con síndrome de down que consigue un grado universitario.

blanca


Su nombre es Blanca San Segundo: «Lo he sacado yo a base de esfuerzo, trabajo y superación. Estoy muy contenta, aún no me lo creo» .

Blanca, explica que en la universidad algunas asignaturas le costaban más y «los trabajos en grupo eran complicados», porque trabaja en la escuela infantil inclusiva L’Alquería de Valencia desde hace ocho años, donde atiende a los alumnos con discapacidad. «Me ha gustado mucho estudiar este grado y ya solo me falta hacer la defensa del trabajo de fin de grado sobre terapia en aulas de niños con autismo«, aclara.

Sobre educación inclusiva

“Me da rabia que mis padres me hayan tenido que llevar siempre a centros inclusivos, colegios especiales, cuando lo inclusivo debería ser la norma en la educación y en el trabajo”, añade esta mujer que milita, desde hace tiempo, en Ciudadanos. Ocupó el puesto octavo de las lista de este partido para el Ayuntamiento de Godella (Valencia) en los comicios municipales del pasado 26 de mayo. “Me lo propusieron y acepté, porque nada mejor que una persona discapacitada en la política para influir en las decisiones que más benefician a la gente”.

Blanca no oculta su orgullo por lo logrado en el ámbito académico. “Nunca he sido beneficiaria de la adaptación curricular a la que tenía derecho”, recuerda cuando aborda su trayectoria académica. “De pequeña iba a un centro inclusivo, en una clase donde sólo dos teníamos discapacidad; mis compañeros siempre fueron encantadores conmigo, pero nunca exigí ningún beneficio por mi discapacidad”, comenta antes de matizar que “la discapacidad no significa que no puedas lograr todos tus objetivos”.

Con el grado en la mano, esta valenciana sólo desea seguir trabajando en lo que más le gusta. “Espero que se queden conmigo”, anuncia en referencia al colegio donde lleva tiempo realizando prácticas. No se plantea, de momento, realizar estudios de posgrado, “pero tampoco lo descarto, ahora toca descansar un poco”. Su familia, amigos y compañeros confirman en las redes sociales el afecto y el orgullo que sienten por ella. No es para menos.

Lee más sobre Blanca AQUÍ.

Tambien te puede interesar «Noelia, la primer maestra con Síndrome de Down.»

Compartir este contenido

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

También te podría interesar: